miércoles, 15 de marzo de 2017

BREVERÍAS de "el dispreciau", MARZO de 2017 | a buen entendedor...

el dispreciau dice: José Ingenieros dedicó un libro entero a la mediocridad... y la sociedad argentina encaja de maravillas en ese vaivén de declamar una cosa y hacer exactamente lo contrario... en medio de la mediocridad, la intolerancia... en medio de ésta el cinismo... asociado al cinismo va la hipocresía... y el conjunto deriva en un desprecio que se lleva puesto a todos... así las cosas, la clase política se precia ya no sólo por su mediocridad, sino por su condición mezquina que, de tanto, alcanza magnitudes de miserables... ¿diálogo?... no, lo que se dice no es lo que se hace... entonces dominan las distorsiones, y el estado ausente es el paladín de la injusticia reinante, esa que beneficia a pocos para atropellar a muchos... a decir verdad, ARGENTINA es hoy una paradoja insoportable, donde la clase política recita una realidad inexistente, burlándose de la sociedad que no tiene para comer, de la otra que no puede pagar las facturas de los servicios que no recibe o que recibe de manera más que deficiente, o aquella otra que no se ocupa de las escuelas porque tampoco le importan sus hijos, o la que tiene pagar una prestación privada de salud y le importa un carajo el estado deplorable de la salud pública, en la que caen médicos, enfermos y demás integrantes denigrados hasta el hartazgo por la excusa de la "pesada herencia"... que no es otra cosa que la incapacidad para crear y hacer futuro, dejando atrás lo que ya pasó... pero sucede que la "pesada herencia" salva las papas de las incapacidades de los "incapaces" en uso y abuso del poder... porque al faltar ideas, buenas son las excusas... sin embargo, las excusas son tantas que ya todo suena a mentira remanida, por cierto... 
es evidente que la degradación social afecta a todo el conjunto, a unos por acción y a otros por omisión, a unos por efecto y a otros por defecto, pero la cuestión es que la deuda política ha superado la calificación de gigante para transformarse en apabullante, con una magnitud que es tan insoportable como invivible, todo eso mientras el periodismo "barato" de los medios hegemónicos ponen cara de feliz cumpleaños y ni se atreven a dar una opinión que refleje eso que sienten en alguna parte de su dignidad humana (si es que la tienen)... por lo tanto el paisaje da pena... 
¿cuántos puestos laborales se perdieron desde diciembre de 2015?... 
¿cuántas empresas quebraron desde diciembre de 2015?...
¿cuántas unidades de negocios sucumbieron desde diciembre de 2015?...
¿cuántas inversiones genuinas abandonaron modelos productivos desde diciembre de 2015?...
¿cuántas profesiones se han visto afectadas por los antojos de los funcionarios desde diciembre de 2015?...
¿cuántos hospitales han quedado sumidos en estado de crisis terminal desde diciembre de 2015?...
¿cuántas escuelas se caen a pedazos desde diciembre de 2015?...
¿cuánto invierten los maestros en material docente del que el estado ausente no hace cargo desde diciembre de 2015?...
¿dónde están las obras de las rutas derruidas de la República Argentina, esas que se declaman en publicidades, pero que no se ven en ninguna parte?...
¿dónde está la recuperación energética declamada por el estado ausente?...
la lista es extensa y agobiante... pero la única pesada herencia que se revela desde diciembre del 2015, es la incapacidad para atender a la sociedad argentina en sus razones y en sus necesidades, ya que todo lo demás, no califica ni para verso. MARZO 15, 2017.-