miércoles, 18 de abril de 2018

MUNDO MARIONETA o PARA QUE NADA CAMBIE ▼ Cuba: El Parlamento cubano propone a Miguel Díaz-Canel como sucesor de Raúl Castro | Internacional | EL PAÍS

Cuba: El Parlamento cubano propone a Miguel Díaz-Canel como sucesor de Raúl Castro | Internacional | EL PAÍS

El Parlamento cubano propone a Miguel Díaz-Canel como sucesor de Raúl Castro

La Asamblea Nacional vota este miércoles para elegir a los miembros del Consejo de Estado, pero el resultado no se conocerá hasta este jueves

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel, este miércoles en la Asamblea Nacional de Cuba.
Este jueves 19 de abril, Cuba vive un día histórico. Raúl Castro, 86 años, cederá la presidencia y su sucesor será su delfín, el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 57 años, nacido después de la revolución de 1959. Una nueva generación sube a la cima del Estado, aunque todavía bajo la figura tutelar del general Castro, que permanece hasta 2021 como primer secretario del Partido Comunista, el órgano máximo de decisión en la isla por imperativo constitucional. Es el penúltimo acto del adiós de la “generación histórica”. Tras la muerte de Fidel Castro en 2016, será en los próximos años la retirada de su hermano Raúl del mando del partido, o su fallecimiento, lo que rubrique, definitivamente, el inicio de una nueva era.
La Asamblea Nacional de Cuba se reunió este miércoles en La Habana para votar a los candidatos a ocupar los puestos del Consejo de Estado, elegidos por una Comisión Electoral Nacional controlada por la cúpula del régimen. Díaz-Canel fue propuesto como candidato a la presidencia y votado por los 604 diputados. El resultado, que por descontado será de unánime aprobación, se anuncia hoy oficialmente. La sesión de ayer estuvo presidida por Raúl Castro. A su lado estaba el vicepresidente Díaz-Canel, vestido con un sobrio traje gris. Ambos lucían relajados y sonrientes.
Díaz-Canel inicia un mandato de cinco años, renovable por otros cinco pero no más por el límite de dos legislaturas establecido por Raúl Castro para los altos cargos. El relevo presidencial ha estado marcado por la llamada a la “continuidad”, el concepto clave del oficialismo en una coyuntura trascendental que evitan identificar con una transición para no dar espacio a la idea de un posible cambio de régimen.
El nuevo presidente, un ingeniero electrónico que ha subido la escalera del poder con discreción durante tres décadas en la burocracia del partido, se presenta, por lo tanto, como el continuador de la línea revolucionaria y socialista y, más específicamente, del proceso de reformas iniciado por Raúl Castro en la última década. Sus mayores retos serán impulsar el tránsito a un modelo de mercado para revitalizar la economía –con la complejidad de no soliviantar a las facciones tradicionalistas del partido– y convertirse en una figura de autoridad unitaria acatada por las élites burocráticas y del Ejército y, en último término, por la sociedad. Tendrá también, como lograron los Castro, garantizar que la estabilidad del sistema siga descansando en la concentración de mando en la cima de la pirámide. Y, finalmente, afrontar la relación con Estados Unidos, donde Donald Trump ha vuelto a cultivar el antagonismo de antaño.
Los analistas coinciden en que el alcance reformista de Díaz Canel es una incógnita, por lo poco que se sabe de él y porque no se puede prever la autoridad que llegue a tener.
“No se sabe bien qué piensa y, por lo demás, si Raúl Castro en diez años no fue capaz de impulsar más las reformas por el contrapeso de los sectores conservadores, no sé cómo podrá hacerlo Díaz-Canel, que no está revestido de su legitimidad histórica y que es muy probable que no tenga el apoyo unánime del Ejército y del partido”, opina el economista Carmelo Mesa-Lago. El politólogo de la Universidad Internacional de Florida Michael Bustamante resalta que el nuevo presidente afronta una “encrucijada económica” con la urgencia de la unificación monetaria como desafío mayúsculo. “Es un riesgo porque la devaluación puede afectar mucho a la población. Pero si consigue sacarlo adelante también es su oportunidad para legitimarse ante el pueblo”. El líder de la organización opositora de Miami Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, califica la sucesión como “un dedazo que no debe ser reconocido internacionalmente” y cree posible que con la desaparición de primer plano de los históricos “el pueblo cubano pueda empezar a protestar más y conmocionar al régimen”.
Pese a la gran importancia de este nuevo capítulo que empieza Cuba, en las calles de La Habana se respira la misma tranquilidad, el mismo tempo lento de siempre. En una sociedad que en su mayoría vive casi ajena a lo político y centrada en la supervivencia diaria, y acostumbrada a que los cambios sean más nominales que reales, es natural encontrarse con ciudadanos que ni siquiera saben lo que está pasando. “¿Hay un presidente nuevo?”, respondió en un parque Jesús Milián, de 24 años y empleado de mudanzas. A su lado, Hanoi Borrallo, 44 años, dijo con tono descreído: “Esto chico te digo yo justo lo que es: el mismo cake [pastel] con distinto merengue”. El taxista Helbert Fernández, de 24 años, reconocía que no sabía nada de Díaz-Canel.
–¿Ni siquiera lo has visto en una foto?
–No, si te digo que sí te miento. Es que yo no veo el noticiero.
–¿Y qué esperas del futuro?
–No sé. Que las cosas mejoren. Que quiten el bloqueo. Algo de eso…
En su radio sonaba El Micha, uno de los reguetoneros que cautivan a la juventud cubana, cantando “Oye tu sí suenas/que se caliente el party/porque soy candela”.
Las generaciones más adultas están más conectadas a lo que ocurre. Leticia Rodríguez, 55 años y dueña de una casa particular [vivienda que funciona también como hostal], opinó: “Seguiremos en la misma línea, pero seguro que con cambios positivos”. Sobre Díaz-Canel dijo: “Es un tipo que no me ofrece ninguna duda. Llegó a donde está por méritos propios. Aunque es seriotón. No tiene el carisma al que la gente está acostumbrada. Es otra cosa”.
En los primeros años, para ir asentándose, Díaz-Canel contará con el apoyo de Raúl Castro, cuyo mandato como primer secretario del Partido Comunista se extiende hasta 2021. El partido, y su dirigente, son por imperativo constitucional el máximo órgano de dirección del país, por encima del presidente del Consejo de Estado. En ese sentido, el timón de Cuba sigue en manos de Castro y Díaz-Canel podrá ir desarrollando su presidencia bajo su manto protector durante tres años, en caso de que el general no decida retirarse antes o tuviera que hacerlo por motivos de salud. Llegado ese punto, la transferencia de poder sería completa si Díaz-Canel toma la jefatura del partido, lo que le daría plenas atribuciones, según la lógica del régimen, para ser ya el principal decididor. Con todo, es de esperar que nunca llegue a tener el nivel de poder personal de los hermanos Castro y que deba ejercer el poder de modo más colegiado, un enfoque que ya empezó a poner en práctica Raúl a diferencia del omnímodo Fidel.
En Cuba, aunque no sea un término del gusto de la nomenclatura, Díaz-Canel es considerado un reformista, un tecnócrata convencido de la necesidad de modernizar el ruinoso sistema socialista para mantenerlo a flote. No apunta, sin embargo, como un liberalizador en materia política y de sociedad civil. El régimen de partido único no se discute y el reconocimiento de nuevas libertades políticas tendrá que esperar, aunque no se deben descartar reformas constitucionales que abran un poco el juego y vayan dando, de manera muy controlada, espacio a la libre expresión y asociación
Este jueves, en la Asamblea Nacional, coincidiendo con la efeméride del fracaso de la invasión anticastrista de Bahía de Cochinos, Miguel Díaz-Canel será declarado, finalmente, nuevo presidente de Cuba. Por primera vez desde 1976, la presidencia no estará a cargo de un Castro. Cuba abre un incierto capítulo de su historia y en medio de la incertidumbre por lo que venga, el humor, como siempre, sale al rescate. “¿El futuro de Cuba?”, se pregunta en su Facebook el cómico más famoso de la isla, Luis Silva, intérprete del popular personaje del viejito Pánfilo; y se responde con un vivo juego de palabras: “Que sea lo que Díaz quiera. Perdón, lo que Dios quiera”.

Statement on Barbara Bush


The White House • April 18, 2018

Statement on Barbara Bush

Former First Lady Barbara Bush passed away yesterday in Houston, Texas. She was 92. Along with Abigail Adams, Mrs. Bush is one of only two First Ladies in American history to see a child follow her husband to the U.S. Presidency.
The White House released this statement last night:
President Donald J. Trump and First Lady Melania Trump join the Nation in celebrating the life of Barbara Bush. As a wife, mother, grandmother, military spouse, and former First Lady, Mrs. Bush was an advocate of the American family. Amongst her greatest achievements was recognizing the importance of literacy as a fundamental family value that requires nurturing and protection. She will be long remembered for her strong devotion to country and family, both of which she served unfailingly well. The President and First Lady’s thoughts and prayers are with the family and friends of Mrs. Bush.
The U.S. flag will fly at half-staff until sunset of the day that Mrs. Bush is laid to rest.
 
 

A close, personal bond

Japanese Prime Minister Shinzo Abe joined President Trump in Florida yesterday. “Shinzo and I have developed a very close relationship,” the President said. “We speak all the time. And our nations, I think, have never been closer than they are right now.”
Abe praised the President’s handling of North Korea. “For the first time in the history of the world, there will be this summit meeting between the United States and North Korea,” the Prime Minister said. “Donald, you’ve demonstrated your unwavering determination in addressing the challenge of North Korea. And I’d like to take this opportunity to express and pay my tribute to your leadership.”
The two leaders also discussed better trade deals. Since President Trump took office, America and Japan have negotiated a series of mutually beneficial deals. Through investment, hiring, and workforce development, Japanese companies support more than 850,000 American jobs. Major Japanese companies such as Toyota and Honda have also invested billions into U.S. factories.
 
 

Photo of the Day


Remembering First Lady Barbara Bush, June 8, 1925 - April 17, 2018

ENTRE MUERTOS Y DEGOLLADOS ▼ EE UU y Reino Unido denuncian una campaña de ciberespionaje mundial dirigida por Rusia | Estados Unidos | EL PAÍS

EE UU y Reino Unido denuncian una campaña de ciberespionaje mundial dirigida por Rusia | Estados Unidos | EL PAÍS

EE UU y Reino Unido denuncian una campaña de ciberespionaje mundial dirigida por Rusia

Organismos estatales, infraestructuras críticas, compañías y particulares figuran en la diana de Moscú, según Washington y Londres

El almirante Michael Rogers, jefe del cibercomado de EEUU y director de la Agencia Nacional de Seguridad, en una comisión del Capitolio.

El almirante Michael Rogers, jefe del cibercomado de EEUU y director de la Agencia Nacional de Seguridad, en una comisión del Capitolio.  REUTERS



Organismos estatales, infraestructuras críticas, compañías y particulares. Todos están en la diana. Hackers controlados por el Kremlin han puesto en marcha una gigantesca campaña de ciberespionaje e infectado “millones de ordenadores de todo el planeta” en preparación de "una ofensiva futura". Estados Unidos y Reino Unido lanzaron ayer esta demoledora advertencia en una comparecencia conjunta en la que, sin aportar datos concretos de empresas o agencias afectadas, destacaron que a partir de ahora responderán públicamente a estos supuestos ataques.
La ciberofensiva rusa está activa desde hace más de un año. Su objetivo, siempre según la versión estadounidense y británica, es “tomar posiciones para los tiempos de tensión”. Una de sus blancos preferentes son los enrutadores (routers), dispositivos cuyo control permite a los piratas lanzar ataques pantalla (man in the middle), en los que el intruso se sitúa entre dos usuarios e intercepta todos sus mensajes, pudiendo infiltrar los que desee sin ser detectado.
“Cuando tienes el router, controlas todo el tráfico y puedes disponer de las claves e identificaciones necesarias para profundizar. Es un arma peligrosísima en manos del enemigo”, afirmó Howard Marshall, del FBI. “Esto les permite espiar y robar propiedad intelectual, así como preparar su salto para siguientes ofensivas”, señaló el Ejecutivo británico.
Pese a la entidad de la alerta, ni Washington ni Londres ofrecieron detalles de la ciberofensiva. Con el tono genérico de los informes de inteligencia blanqueados para su exposición pública, hicieron saber que en esta campaña han sido infiltrados millones de ordenadores de particulares y pequeñas compañías con el objetivo de servir de plataforma para futuras operaciones desestabilizadoras.
“A partir de ahora, cada vez que detectemos un ciberataque maligno, ya sea del Kremlin o de otra nación, vamos a responder y usar todo el poder disponible para hacer retroceder estas intrusiones”, alertó el asesor especial del presidente en ciberseguridad, Rob Joyce.
El temor a un ciberataque se ha vuelto una obsesión de los servicios de seguridad estadounidenses. En mayo del año pasado, el mundo asistió a un ejemplo demoledor. 300.000 personas de 17 países cayeron víctimas del virus WannaCry. Lejos de ser obra de hackers aislados, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) concluyó que se trataba de una operación controlada por Corea del Norte. Un régimen que ya en 2015 asaltó al multinacional Sony Pictures para evitar la difusión de una película que ridiculizaba al Líder Supremo, Kim Jong-un.
A este precedente, se han sumado en los últimos meses, según la Casa Blanca, los intentos de penetración rusos en centrales nucleares y grandes infraestructuras eléctricas e hidráulicas. La infiltración no ha dado pie hasta la fecha a ningún sabotaje. Pero sí que ha dejado claro a los servicios de inteligencia occidentales que el Kremlin tiene la capacidad para pulsar la palanca y causar una catástrofe.
Esta posibilidad es vista por el Pentágono como una amenaza de tal calibre que le ha llevado a incluirla entre los detonantes de una respuesta nuclear. En el punto de mira figuran Rusia, China, Irán y Corea del Norte. “La potencialidad de un ataque sorpresa se va a incrementar en los próximos años en la medida en que miles de millones de aparatos digitales se seguirán conectando a una red de escasa seguridad y que tanto naciones como actores malignos han aumentado su capacidad para usar herramientas cibernéticas. Está creciendo, por tanto, el riesgo de que ciertos adversarios lancen contra Estados Unidos un ciberataque (ya sea de destrucción de datos o una disrupción localizada y temporal de infraestructuras críticas) y abran una crisis sin necesidad de declarar la guerra”, indica un informe de la Dirección Nacional de Seguridad, el organismo que aglutina a las agencias de espionaje.
Ante estas amenazas, la Casa Blanca ha iniciado una campaña de denuncia pública que ha acompañado de sanciones directas a Moscú. Aunque eclipsado por el escándalo de la injerencia electoral, el Departamento del Tesoro ya ha castigado a empresas y oligarcas rusos por estos ciberataques. Entre ellos destaca el lanzado supuestamente por el Kremlin en junio de 2017 mediante el programa malicioso (malware) NotPetya y que afectó al comercio y a la distribución de fármacos. “La Administración se enfrenta e intenta contrarrestar las ciberactividades malignas de Rusia desde su interferencia en las elecciones de EEUU como de ciberataques destructivos e intrusiones en áreas críticas”, señaló el Departamento del Tesoro.

ESCALADA EN CURSO DE COLISIÓN ▼ Kremlin vs Telegram | Internacional | EL PAÍS

Kremlin vs Telegram | Internacional | EL PAÍS

Kremlin vs Telegram

La ofensiva de las autoridades rusas para bloquear el servicio de mensajería evidencia su gran campaña para controlar las redes

Activistas dejan aviones de papel, como el logotipo de Telegram, en la puerta de Roskomnadzor. En vídeo, declaraciones sobre el caso. 

ALGO PARECIDO A UN MONUMENTO A HITLER ▼ Nueva York retira la estatua del ginecólogo que experimentó con esclavas negras | Blog Mundo Global | EL PAÍS

Nueva York retira la estatua del ginecólogo que experimentó con esclavas negras | Blog Mundo Global | EL PAÍS

Nueva York retira la estatua del ginecólogo que experimentó con esclavas negras

Los activistas recuerdan que los logros científicos del doctor Marion Sims en el siglo XIX se basan en pruebas a mujeres afroamericanas, sin anestesia y sin su consentimiento

Dos mujeres se abrazan mientras funcionarios retiran la estatua del doctor J. Marion Sims de Central Park, el martes 17 de abril.

Dos mujeres se abrazan mientras funcionarios retiran la estatua del doctor J. Marion Sims de Central Park, el martes 17 de abril.  AP







La estatua del doctor James Marion Sims ha sido bajada de su pedestal en Central Park en Nueva York. Conocido en Estados Unidos como el padre de la ginecología moderna, durante décadas fueron menos notables las prácticas sobre las que se sustentaron los avances que consiguió. Activistas han denunciado durante años que sus logros se basaron en experimentos con esclavas afroamericanas y por eso reclamaron al ayuntamiento la retirada de la estatua. Meses después de la creación de una comisión para que estudiara el caso, su retirada se hizo efectiva este martes.
Hasta Central Park se acercó un grupo de personas que se abrazaban y celebraban que Sims dejara de tener un puesto entre las figuras ilustres que completan el paisaje del parque. “Es importante reconocer que sus contribuciones realmente ocurrieron a expensas de mujeres que no pudieron dar si consentimiento" dijo Bernadith Russell, una doctora afroamericana del hospital New York-Presbyterian, que acudió a ver cómo los funcionarios retiraban la estatua con una grúa. "Reconozco sus contribuciones, pero es como si Josef Mengele hubiese logrado avances en el campo de la medicina. No pondríamos una estatua suya debido a cómo obtuvo esa información", añadió en declaraciones a AFP, en referencia al médico nazi que realizó crueles ensayos con prisioneros en el campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial.
Nacido en Carolina del Sur, Sims estudió medicina y la practicó en una sociedad todavía esclavista en Alabama entre 1835 y 1849. Allí, según consta en sus cuadernos, llevó a cabo operaciones a una decena de esclavas. Posteriormente se desplazó a Nueva York, donde fundó el primer hospital para mujeres en 1855. Fue pionero en la intervención de fístula y también inventó el espéculo y otros instrumentos médicos que se utilizan actualmente. Sin embargo, sus experimentos con esclavas negras, sin anestesia y sin su consentimiento, han planteado cuestiones éticas y rechazo por parte de los activistas de los derechos humanos.
La reflexión sobre la estatua de Sims y otras esculturas de la ciudad de Nueva York surgió después de los enfrentamientos en una protesta de supremacistas blancos en Charlottesville (Virginia), en agosto de 2017, en contra la retirada de una estatua del general confederado Robert Lee, en la que murió una joven antirracista. Estos enfrentamientos abrieron el debate nacional sobre los símbolos de la guerra de Secesión que todavía siguen presentes y han dividido a la población entre los que piden su retirada porque son considerarlos racistas -el sur era favorable a mantener la esclavitud- y quienes opinan que forma parte de la historia del país.

Símbolos polémicos

El alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, creó una comisión a la que encargó un informe sobre los símbolos en la ciudad que han generado controversia. Los siete miembros votaron a favor de la retirada de la estatua de Sims, a la que habían arrojado pintura roja en señal de protesta en varias ocasiones. La escultura será llevada al cementerio de Gree-Wood en Brooklyn donde está enterrado el doctor. 
La comisión neoyorquina finalmente decidió mantener las estatuas de Cristóbal Colón, la del expresidente estadounidense Theodore Roosevelt -montado a caballo y acompañado a pie por un nativo estadounidense a un lado y un afroamericano al otro- y una placa dedicada a Philippe Pétain, un militar francés que luchó en al Primera Guerra Mundial y luego colaboró con los nazis. No obstante, el Ayuntamiento agregará una leyenda explicativa con más contexto histórico.